César Augusto Sosa

Aumento de importaciones, señal de doble filo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 39

Las importaciones nacionales empezaron a subir desde finales del año pasado y tomaron impulso en los cinco primeros meses del 2017. La explicación está en una combinación de mayor liquidez en la economía y la eliminación de sobretasas arancelarias. Es decir, hay más recursos disponibles para adquirir bienes importados a menores precios.

Lo anterior era de esperarse, tras 27 meses de vigencia de unas salvaguardias que encarecieron la importación de bienes de consumo, materias primas y bienes de capital. A partir de este mes se sumó un factor adicional que impulsa la demanda: la reducción de dos puntos en la tasa del impuesto al valor agregado (IVA), que se grava más a los productos procedentes del exterior.

En este escenario, el Director de la Aduana sugirió el viernes pasado tomar medidas para “cuidar la balanza de pagos”, es decir, para evitar la salida de dólares.

Su argumento es que en los primeros 15 días de junio aumentaron en USD 120 millones las importaciones de productos que se encontraban gravados con salvaguardias: teléfonos, ropa, alimentos, refrigeradores y televisores. Y advirtió que de mantenerse esta tendencia podría bajar el consumo de bienes sustitutos nacionales. Pero eso era previsible, a menos que las salvaguardias se hayan diseñado con un afán proteccionista, lo que es negado por el Régimen.

El Gobierno quiere encontrar medidas que sustituyan a las salvaguardias, sea para frenar ciertas importaciones o para generar ingresos fiscales. El Ministerio de Comercio anunció la semana pasada que impulsará la salvaguardia cambiaria automática en la Comunidad Andina y que monitorea 1 243 partidas arancelarias.

No se prevén ajustes arancelarios para materias primas o bienes de capital. Las importaciones de las primeras fueron las de mayor crecimiento (20%) entre enero y abril de este año respecto a igual período del 2016.

Los mensajes del Régimen apuntan a frenar las importaciones, pero lo que se necesita son medidas para fomentar las exportaciones.